La belleza de lo natural

Abajo, en el mapa del mundo, en latinoamérica, en Chile, al sur de Chile... en la región de Los Lagos, se encuentra Panitao. A 20 minutos de Puerto Montt, a una hora de Calbuco... está este pueblo, vasto en su naturaleza, poblado por gente maravillosa, me tocó, y llegué hasta aqui para deleitar mis ojos con tanta belleza natural. No es algo obvio, es quizá la verdad. Es lo que recibimos, es como recibimos nuestro mundo, o mejor dicho, es como el nos recibió.. limpio, puro y bello. Aún hay rincones que podemos disfrutar, nos esperan y se nos ofrecen con la dicha de por fin poder cumpllir su misión. Deleitarnos con su belleza, alimentarnos y mimarnos con sus frutos.




Es verdad que en la ciudad, donde se ha cementado la mayoría de la tierra, uno se vuelve ciego y esto va en desmedro de una vida plena que pertenece realmente a la naturaleza. No hay que confundir la maravilla de los inventos y adelantos humanos, con ir borrando de nuestra vista lo que ésta necesita para vivir con una visión más amplia. No se crea que tener frente a nuestros ojos una bella vista natural no nos nutre, o no sirve para nada, al contrario ese es nuestro paisaje, ese es nuestro alimento como seres humanos. Entonces me pregunto, ¿Porqué vivir encerrados por 4 paredes y de repente buscar desesperadamente un rincón natural para nutrirse... porqué no vivir en la naturaleza, y de repente encerrarse para digerir y proyectar lo bello que hemos percibido?
Es increíble, pero llegué acá tan contaminada de la vorágine cidadina, que al principio me sentía culpable de estar largo rato mirando el paisaje o caminando y explorando, era como pérdida de tiempo, como si estuviera de vacaciones, pero no eran vacaciones, asi es que tenía que correr a hacer algo, para no sentirme inútil... Noo, ya llevo un año y medio acá, y todavía siento esa culpa, sobretodo cuando pienso en mis amigos y familiares que están en Santiago corriendo para todos lados para tener con qué sobrevivir. Pero ya he aprendido a gozar y como artista a absorver como esponja mis percepciones y sensaciones para poder transmitirlas al resto... Pinto, saco fotos, ahora tomé unas lanas artesanales que me sobraron de mi última creación, e improvisé un telar desde el techo al suelo, en mi linda pieza y estoy tratando de plasmar un paisale lindo que veo desde mi ventana... entrelazando lanas de colores.. pensando todo el rato en ser un buen nexo, entre la naturaleza y los que vean lo que hago.

Entonces decidí tratar de explicarlo. Lo que quiero decir hace rato, es que cada vez me convenzo más de la necesidad de la belleza en nuestras vidas, pero la belleza de lo natural que penetra en nuestros cuerpos y nos hace continuar...

Pucha, dejen todo, eso no es.. así no es. La verdad de una buena salud mental, la verdad de una vida de felicidad, de tranquilidad..


Cambios

Por motivos ajenos a mi voluntad, y muy desagradables, a principios del año 2012, tuve que abandonar Panitao.  Todo mi sueño creativo en ese lugar se vino abajo y me dolió mucho.  Quizás ese  maravilloso lugar no era para mi, ...quizás. 
Así es que tomé a mis hijos, camas y petacas, telares, lanas, pinceles, telas y todo lo que alcancé a tomar y me fui.
Pero a los cambios no hay que temerle, siempre son para mejor,  y si hay dolor, hay aprendizaje y crecimiento, la luz no nos abandona y vuelve a brillar y volvemos a tenerla, a pesar de que haya personas y circunstancias que traten de opacarla.

PELLUCO

Mi hermano y mi madre vivían en la localidad de Pelluco, así es que llegué en calidad de bulto,  muy doloridaa este lugar.  Pelluco es una localidad balneario de Chile situada a 4 km. al este de Puerto Montt, al otro lado de Panitao.
Allí comencé mi proceso de recuperación.  Pelluco me acogió con su belleza, su playa, sus rocas, el mar calmo y colorido del seno de Reloncaví.  Distinto paisaje, distinto aire e ideal para poder trazar nuevas líneas, y nuevos proyectos.  Mi idea es quedarme en el sur de Chile y gozar de esta belleza abismante. 

Talleres

Retomé la pintura, y la fertilidad del dolor me motivaron en mi inspiración, y conseguí pega realizando talleres de pintura en la Fundación Colabora de la FACH.   Todo un descubrimiento y aprendizaje más para mi, yo diría que para mis alumnas.

Este año, 2013 se me presenta lleno de pegas creativas y pictóricas y sigo adelante muy feliz de poder entregar mis conocimientos y seguir pintando.






No hay comentarios: