El Arte en Roma

-->“Desde sus orígenes, Roma permanece siempre igual a sí misma. Desvía en su provecho las fuentes morales del mundo antiguo, igual que desvía las aguas de los montes para traerlas hasta su recinto. Una vez apresado el manantial, su avidez lo agota pronto, y ha de ir más lejos a fin de procurarse otro. Desde comienzos del siglo lll, Etruria, triturada por Roma, cimienta con su sangre y sus nervios, a la vez que con la sangre y los nervios de los latinos y sabinos, el bloque en que Roma tiene que apoyarse para, en un colosal esfuerzo, esparcirse por el mundo en círculos concéntricos.“ 
Elie Fauré 
Roma fue un pueblo de labradores, de comerciantes, de guerreros. Los romanos mostraron mayor interés por las cosas prácticas y sus obras artísticas llevan siempre un sello utilitario. Pueblo dominante, fundador de un vasto imperio, el romano tuvo por preocupación fundamental mantener el dominio sobre los territorios colonizados, para lo cual movilizó poderosos ejércitos, dio vida a un denso cuerpo de leyes que apretó los lazos entre la metrópoli y las provincias, y desarrolló una gigantesca labor constructiva con un variado repertorio de formas arquitectónicas perfectamente adaptadas a sus fines. 
El arte romano no es sólo el arte de los emperadores, senadores y patricios, sino también el de todos los habitantes del vasto imperio romano, incluyendo a la clase media de los hombres de negocios, los libertos o plebeyos, esclavos y legionarios de Italia y sus provincias. Curiosamente, a pesar de que subsisten una gran cantidad de ejemplos escultóricos, pictóricos, arquitectónicos y decorativos, conocemos pocos nombres de sus artistas y arquitectos. En general los monumentos romanos se realizaron para glorificar a sus mecenas más que para expresar la sensibilidad artística de sus creadores. 
Ocuparon todas las tierras que rodean la cuenca mediterránea además de otros territorios más alejados (como gran parte de Inglaterra) y hablar de su arte es muy complejo ya que no se refiere sólo a sus manifestaciones propias sino a aquellas que asimilaron (y en asimilar los romanos eran muy expertos) entre las que destaca la cultura helenística con la que se entremezclan. 
Roma fue un imperio conquistador que supo emplear las creaciones de los pueblos a los que sometió. Rescató la belleza de la obra griega en sus esculturas, ya que gracias a que ellos la copiaron podemos gozar ahora de las obras del período final de Grecia, en su estilo helenístico. Heredó la creación arquitectónica de los etruscos, desarrollando la construcción de sus edificios y templos sobre altos podios, y utilizó también el arco etrusco agregando su propia creación la elaboración de la bóveda. 
Su carácter variado y flexible en ciertos aspectos lo acerca más al arte moderno; así, su influencia en el arte de la Edad Media y del Renacimiento fue notable. Sus mayores logros los presenta en el desarrollo de la arquitectura; por ello, el dibujo y la pintura la realizaban a servicio de esta, predominando los murales. Los temas eran asuntos bélicos, eróticos, leyendas heroicas, paisajes, marinas, naturaleza muerta y el retrato. 
Es así como todo su arte gira en torno a la grandiosidad, a mostrar el Imperio , sus conquistas y logros al mundo, y es ésta característica la que vemos en todas sus creaciones artísticas, que no son más que creaciones utilitarias, con un fin también decorativo y conmemorativo para engrandecer al imperio. Es por esto que son considerados monumentos artísticos, por su significado y obviedad, todas las construcciones en las ciudades romanas, tanto en el foro romano como en el templo existen vestigios de su forma de comunicar y exaltar las hazañas del emperador. Hausser en su "Historia Social de la literatura y el Arte", define con claridad:
"...La imagen lo es todo: noticia informativa, artículo de fondo, instrumento de propaganda, cartelón, revista ilustrada, crónica en imágenes, película de dibujos, noticiario cinematográfico y film dramático en una pieza. En esta afición a las imágenes se manifiesta, además del gusto por la anécdota, además del interés por la noticia auténtica, por la testificación, por el documento, una curiosidad primitiva e insaciable, un gusto infantil por todo lo que es imagen. Todos estos cuadros son hojas de un libro de imágenes para personas mayores; a veces, como en las espirales ascendentes de la Columna de Trajano, están sacadas de un “libro de santos enrollable”, que transmite la impresión de la continuidad de los sucesos y que aspira a ser un sustituto de lo que hoy entendemos por una película. Hay, sin duda, algo muy tosco y esencialmente inartístico en el deseo que tratan de satisfacer estas pinturas y relieves. Es cosa extraordinariamente ingenua la pretensión de experimentarlo todo, de verlo todo con los propios ojos, como si uno mismo estuviera presente, y es muy primitivo no querer recibir nada de segunda mano, en aquella forma traslaticia en que las épocas más desarrolladas artísticamente ven precisamente la esencia del arte. "

 La columna de Trajano

-->La asimilación romana de las formas helenísticas pasa por utilizar los órdenes establecidos por los griegos. Sin embargo los romanos no son meros imitadores sino que transforman y completan los elementos para que encajen mejor con su estilo y por este motivo modifican y amplían. Los romanos no se caracterizan tanto por ser descubridores como inventores. Ellos no descubren la argamasa (especie de cemento de la época) que ya conocían los etruscos, ni los ladrillos o bóvedas que ya eran utilizados anteriormente en Mesopotamia, sin embargo tienen un gran sentido práctico que les lleva a sacar partido de aquellos conocimientos propios o ajenos y explotarlos en su beneficio. 
La arquitectura consiste en la creación de un volumen para ser habitado de forma que su espacio interior es el propio de esta arte. Según esta característica el edificio griego se debe considerar más como escultura ya que suelen ser más vistosos desde fuera; de hecho el templo griego no estaba pensado para acceder masivamente a él sino para rodearle siguiendo una ruta procesional. Para los romanos el templo es para ir a adorar a los dioses, reunirse y también lugar de culto al emperador, por esto es el espacio interior el que mas interesa, y lo destacan construyendo de manera que sea mas amplio.

 El Panteón de Agripa

-->Como se dijo anteriormente, los antiguos romanos tuvieron desde sus orígenes una fuerte influencia de la cultura etrusca y de la griega de las que tomaron algunos aspectos. Respecto al retrato, la escultura griega comenzó la retratística en el S. IV a.C., si bien idealizando a los personajes, y los etruscos practicaban desde tiempos antiguos el retrato funerario para recuerdo de los antepasados. Los romanos, que ya venían haciendo máscaras de cera de los parientes difuntos para honrar su memoria, adoptaron el retrato pero representando inicialmente a los personajes de forma naturalista y evitando toda idealización del retratado. Al imponerse en el Imperio la costumbre de representar al Emperador (así como a los miembros de su familia) y enviar a las provincias copias de dichos retratos, se pasó por épocas en las que el naturalismo se resintió a costa de la idealización. 

 
-->El desarrollo del retrato individual es generalmente considerado una de las principales realizaciones del arte romano. 

Las Obras Públicas 

-->
Entre los diversos proyectos de construcciones públicas de los romanos, la red de puentes y calzadas que facilitaron la comunicación a través de todo el imperio y los acueductos que traían el agua a las ciudades desde los manantiales cercanos, son los más extraordinarios.




No hay comentarios: